Ciudad de México.- Grupos del Crimen organizado que han sentado sus reales en estado de Zacatecas, impulsan la embestida de Ricardo Monreal Ávila contra el Gobierno de Tamaulipas con la finalidad de retomar el control de las rutas de trasiego de drogas en ese Estado. El encargado de operar políticamente es Alejandro Rojas Díaz Durán, senador suplente de Monreal y uno de sus incondicionales.

Para ello se han aprovechado las fricciones de Francisco García Cabeza de Vaca con el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dejó Tamaulipas con mucho malestar tras su primer visita en abril de 2019. En esa ocasión Cabeza de Vaca dejó en claro que los problemas de seguridad pública que atravesaba el país no eran responsabilidad de los Gobernadores, toda vez que se redjeron los delitos de alto impacto en Tamaulipas durante su sexenio. Esto fue interpretado por López Obrador como un reto y desde ahí inició su animadversión por el tamaulipeco.

Este hecho fue aprovechado por Rojas Díaz Durán, un político de mediano perfil que siempre se ha beneficiado de sus nexos con Ricardo Monreal Ávila y que se dedica a golpear personajes que no son afines a Monreal como Yeidckol Polevnsky y Miguel Barbosa.

Rojas Díaz Durán inició las agresiones desde el año 2019, señalando a Francisco García Cabeza de Vaca de diversos delitos, sobre todo de sus vínculos con el crimen organizado. Para ello se valió de videos en redes sociales como Facebook y Whatsapp para hacer llegar un mensaje mesiánico donde se autonombre el “liberador de Tamaulipas”.

Para permear el mensaje se apoyó en el presidente municipal de Ciudad Madero, Adrián Oseguera Kernion, quién lo conectó con Juan Edy Pintor Campos, un operador de redes de golpeteo político que se vende al mejor postor y que cotidianamente extorsiona políticos exigiendo dinero a cambio de su silencio.

Pintor opera una treintena de periodistas a lo largo y ancho de territorio tamaulipeco, quienes a través de publicaciones de Facebook a través de cuentas falsas atacan a los políticos que no acceden a sus pretensiones económicas. Otro de los patrocinadores de Pintor es Carlos Cantú Rosas, ex alcalde de Nuevo Laredo de 2013 a 2016 por el PAN pero que impulsó a su hermana Carmen Lilia para llegar a una diputación a través de Morena

Oseguera Kernion ha utilizado recursos del Municipio de Madero para sobornar las redes de Pintor a través de contratos con prestanombres
Las afirmaciones de Rojas Díaz Durán fueron subiendo de tono hasta que el 26 de junio de 2020 se presentó en la Fiscalía General de la República para acusar formalmente al Gobernador de Tamaulipas de diversos delitos, al tiempo que se dirigía a los tamaulipecos como si fuera residente o nativo de dicha región.

Acusa corrupción pero es señalado de ser corrupto

A raíz de la operación mediática de sus aliados, fue visto por algunos sectores populares de Tamaulipas como un contrapeso del Gobernador García Cabeza de Vaca, a pesar de ser señalado de hechos de corrupción y enriquecimiento ilícito, como consignó el portal Hora Cero en diciembre de 2020.

Sin tener encargos relevantes, Rojas Díaz Durán acumuló propiedades valiéndose de su propia esposa como prestanombres.

Según la inscripción del folio real bajo el concepto de donación, Díaz Durán registró un inmueble valuado de forma catastral por 1 millón 836 mil pesos ubicado en la Calle Paseo de San Francisco, número 103, Fraccionamiento Villas de San Francisco en la alcaldía Coyoacán. En beneficio de Diez de Bonilla, su esposa, el valor comercial junto con adecuaciones en plusvalía se disparó hasta poco más de 12 millones de pesos, siendo que el promedio de venta de casas similares en la zona está entre 10 y 25 millones de pesos.

Desde 2004, la casa del Fraccionamiento Villas de San Francisco fue en la que tanto Díaz Durán como su esposa declararon vivir, aún cuando ella entró a trabajar en la Policía Bancaria e Industrial.

Sin embargo, 16 años más tarde se hicieron de tres propiedades más en la misma calle Paseo de San Francisco, dentro del Fraccionamiento Villas de San Francisco; en el que son propietarios de los inmuebles con el número 65, 99, 103 y 107 según los documentos.

El origen de una de las casas se remonta al 18 de mayo de 1992, cuando la madre de Díaz Durán, María de los Ángeles Álvarez González de Díaz Muñoz, compró la casa número 103 mediante un crédito hipotecario a 7 años de Banamex, a un precio de 250 millones de viejos pesos. Apenas en 3 años, en julio de 1995, su hijo aparece como comprador. Es hasta el 23 de octubre de 2013 que la casa es donada a su esposa Cecilia Diez.

Un año después, el 25 de febrero de 2014, Alejandro Rojas adquiere de Rafael Juan Rosales Gómez el inmueble con el número 99 del Fraccionamiento Villas de San Francisco, valuado en 5.3 millones de pesos.

En el desarrollo político de su carrera, hacia 2015 Ricardo Monreal le hizo una invitación para ser el coordinador de estrategia electoral y proyecto de gobierno en la ex delegación Cuauhtémoc. Con aquella final responsabilidad entra de lleno al Movimiento de Regeneración Nacional después de haberse formado en las filas del PRI, después en el PRD y finalmente, en MORENA.

Según la suma en valor catastral de aquellos bienes, serían cerca de 16 millones de pesos que la pareja tiene invertida en propiedades. Si el cálculo se hiciera tomando en cuenta el valor comercial, según la cantidad más baja en que se vende una casa dentro de aquel fraccionamiento que son 10 millones de pesos, la acumulación patrimonial tan sólo en inmuebles alcanzaría los 40 millones de pesos.

Rojas Díaz Durán también posee automóviles de lujo, ya que cuentan con seis vehículos que suman cerca de 1.7 millones de pesos.

Los gustos son lejanos al típico Tsuru en el que López Obrador les mostró que la vida podía recorrerse. El matrimonio tiene una camioneta Audi Q3 blanca, modelo 2018, con un valor de mercado que rebasa los 600 mil pesos, así como un Mercedes-Benz, modelo GLA, color rojo, modelo 2017, que asciende a 370 mil según el valor de este año.

Pretende Gobernar Tamaulipas

La estrategia de Monreal era posicionar a su colaborador en la región y forzar a una desaparición de poderes en Tamaulipas para que el Senado pudiera designar un encargado del territorio en lo que se celebran elecciones en 2022.

Con Rojas Díaz Durán en el poder, el clan Monreal tendría acceso a cuatro puertos internacionales importantísimos, Tampico, una ciudad portuaria ubicada en el sur del Estado, y las ciudades fronterizas de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros que en conjunto acumulan 15 puertos fronterizos, con lo que controlarían el trasiego de droga y personas en todo el Estado, favoreciendo a Los Talibanes, una célula perteneciente a los antiguos Zetas que se encuentran protegidos por David Monreal hermano de Ricardo y actual candidato a la Gubernatura por Zacatecas, un estado azotado por la guerra entre cárteles ante la mirada impasible del Clan que controla el Estado desde que llegó Ricardo Monreal a la gubernatura en el año 2004

No hay comentarios