‘Contrainteligencia en la SEMAR’; Guerra sucia para relevar al Secretario Ojeda

Eduardo Redondo Arámburo, es el artífice de una guerra interna junto a otros almirantes contra el actual Secretario de Marina

0
2832

Eduardo Redondo Arámburo, es el artífice de una guerra interna junto a otros almirantes contra el actual Secretario de Marina convaleciente por COVID-19 por segunda ocasión, para lograr posicionar amistades y el poder y así alcanzar sus aspiraciones personales.

Ciudad de México, 9 de abril del 2021.- En las últimas semanas dentro de los corredores de la Secretaría de Marina se han llevado estrategias cuyo fin es hacer creer que el actual Secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, quien resultó positivo a COVID por segunda ocasión; no está preparado para llevar dicha responsabilidad por su situación de salud.

Dentro de las reuniones sostenidas con personalidades y almirantes se destaca su grupo operativo donde se encuentran los almirantes José Luis Vergara Ibarra y Marco Antonio Ortega Siu personas de confianza allegadas al ex secretario Vidal Francisco Soberón Sánz, de los cuales existen gráficas de reuniones con otros mandos en Santa Fe CDMX.

Fuentes de Presidencia de la República, señalan que Eduardo Redondo Arámburo, ha armado diferentes críticas en Palacio nacional y entre varios almirantes por el descuido del secretario a quien culpan de que no existan medidas ni contención para los marinos que han resultado contagiados por COVID-19, sin ser su responsabilidad, además de hacer comentarios de supuestos beneficios.

Desde la visita del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la ceremonia de inauguración de las instalaciones de la Policía de la Guardia Nacional en el municipio de “Las Choapas”; se embeleso el Almirante Redondo Arámburo, porque el presidente lo destacó en su discurso, lo que le dio pie para iniciar una sórdida carrera en dónde trata de tener un posicionamiento y cercanía con personal cercano al Presidente López Obrador, para relevar a su superior el Secretario Ojeda Durán.

Fuentes señalan la operatividad tras bambalinas del amigo cercano de Redondo Arámburo, el Almirante José Luis Vergara Ibarra, quien fue considerado para ser Secretario de Marina por su cercanía con el Almirante Soberon Sanz; y hoy Comandante de la Quinta Región Naval, en Quintana Roo, quien se encuentra relacionado en 5 carpetas de investigación por ser señalado por colectivos de búsqueda en la península de estar vinculado a desapariciones y torturas de buscadores y defensores de derechos humanos en conjunto con el Cartel de Los Rojos, además de demostrar nula efectividad al no poder asegurar la tranquilidad de los ciudadanos que se encuentran en su jurisdicción, aún cuándo la policía de Cancún e Isla Mujeres dependen de la SEMAR.

Por otra parte Eduardo Redondo Arámburo, originario de Escuinapa Sinaloa, anterior Jefe de la Unidad de Inteligencia Naval y desde donde se operaba toda la inteligencia ha encontrado su momento para salir a reflectores al hacer uso de sus conocimientos para tratar de hacer ver que el Almirante Ojeda Durán se encuentra afectado severamente de salud y sería necesario su relevo en fechas posteriores o su continuidad en la posición que mantiene para cubrir las ausencias del Secretario de Marina aun cuando su fecha de retiro se encuentra próxima.

Hoy desde las sombras, la Secretaría de Marina tiene a un subsecretario que opera la contra inteligencia a la perfección y quien no le tiene lealtad a su superior inmediato al operar tanto fuera como dentro de la Institución de forma directa con altos funcionarios del Gobierno del Presidente López Obrador para no salir de su posición de Subsecretario y seguir operando en contra del Secretario Rafael Ojeda Durán, quien se encuentra convaleciente.

No hay comentarios