Guanajuato llega a los 56 elementos de seguridad asesinados en siete meses

0
149

Guanajuato. Con el asesinato de cinco elementos de la Fuerzas de Seguridad pública del Estado (FSPE), en el municipio de Jerécuaro, Guanajuato suma un total de 56 agentes del orden asesinados en lo que va del año, muy lejos de los 17 que se reportaban en el mismo periodo del año pasado.

Este 2020 la tendencia es al alza, de acuerdo con el monitoreo hemerográfico que realiza la organización Causa en Común en tiempo real.

En enero cayeron ocho oficiales, en febrero dos, pero en marzo se alcanzó el máximo saldo hasta el momento con diez agentes asesinados; en abril fueron ocho, en mayo nuevamente la violencia terminó con la vida diez elementos. Para junio, la cuenta cerró con 13 agentes caídos y ahora julio irrumpe con cinco.

En números totales al momento, Celaya concentra casi la mitad de oficiales asesinados con veinte en lo que va del año. El municipio registró tres en enero, dos en marzo, seis en abril, siete en mayo y dos agentes de junio.

El resto de los hechos se reparten en Silao con nueve; Jerécuaro ahora figura con cinco; León y Apaseo el Grande con tres cada uno; Cortazar, San José Iturbide, Irapuato, Pueblo Nuevo y Tarimoro suman dos cada uno y siete más se han suscitado en Guanajuato capital, Jaral del Progreso, Juventino Rosas, Romita, San Francisco del Rincón y Yuriria.

Masacres, los últimos sucesos

El último corte realizado por Zona Fanca fue realizado al 16 de junio, pero en solo 17 días se sumaron a la cuenta once oficiales ultimados, de los cuales ocho cayeron en solo dos eventos.

El primero fue a la media noche del 28 de junio, día en que fue liberada la madre del presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, José Antonio Yepez Ortiz alias “El Marro”.

Tres policías municipales en Silao, fueron asesinados a balazos cuando fueron atacados sobre la avenida Silao y La Joya; fueron interceptados por dos vehículos tipo Jetta, en donde viajaban hombres armados que abrieron fuego con armas de alto calibre en contra de los elementos.

Este hecho, fue atribuido al cabecilla del mismo grupo criminal, quien se adjudicó en un video la orden de la ejecución y lanzó una amenaza a toda la corporación, al acusarlos de colaborar con el Cartel Jalisco Nueva Generación.

El otro hecho fue el ocurrido la mañana de ayer viernes en el municipio de Jerécuaro. Cinco elementos de las FSPE fueron asesinados en un ataque en en la carretera Apaseo-Jerécuaro, en la comunidad de El Chamizal.

De acuerdo con información oficial, se atendió un reporte al sistema 911 por detonaciones de proyectil de arma de fuego. Cuando las autoridades arribaron al sitio hallaron a los cinco elementos asesinados y un elemento lesionado por proyectil de arma de fuego.

Las personas que serían responsables, dice el reporte, iban a bordo de una camioneta color rojo. Los agresores huyeron en dirección al municipio de Jerécuaro, que forma parte de la zona conocida como Laja-Bajío, punto estratégico que se disputan el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel Santa Rosa de Lima por el robo de hidrocarburo.

Las tres víctimas correspondieron a otros niveles de gobierno.

El viernes 27 de junio en San José Iturbide, cerca de las 6 de la mañana, en la carretera Querétaro-San Luis Potosí, dos oficiales de la Guardia Nacional fueron atacados cuando le hicieron el alto a un Jetta color gris, que tenía los vidrios arriba, eran polarizados. Fueron agredidos a balazos, hicieron caso omiso y les dispararon desde el vehículo asesinando a uno de ellos.

Dos días después, un comandante de la Secretaría de Seguridad Municipal de San José Iturbide falleció en el hospital, luego de haber participado en un enfrentamiento contra civiles armados registrado en el acceso al fraccionamiento Rinconada de los Ángeles, de ese municipio.

Ese mismo 30 de junio en Cortazar, un agente de las FSPE fue ejecutado a balazos en la zona centro del municipio de Cortazar. Se encontraba de descanso e iba acompañado de su esposa.

Con información de Zona Franca

No hay comentarios