miércoles, agosto 17, 2022
InicioNacionalBartlett, Caro Quintero, Félix Gallardo y militares en un cuarto de hotel

Bartlett, Caro Quintero, Félix Gallardo y militares en un cuarto de hotel

En 1984, Manuel Bartlett, entonces secretario de Gobernación, asistió a una reunión con criminales como Rafael Caro Quintero y Ernesto Fonseca, en habitaciones del hotel American Motors, en la esquina de avenida López Mateos y Mariano Otero, en Guadalajara. Esto, según el testimonio de dos testigos ante autoridades de Estados Unidos, que se han presentado en documentos públicos, como parte del expediente de Caro Quintero.

El tema, conocido de años atrás, es vigente de nuevo por la captura de Caro Quintero y la expectativa de que exista información inédita. Este lunes, el presidente López Obrador fue cuestionado al respecto en la conferencia mañanera y respondió que hay que esperar y no adelantar vísperas sobre el asunto.

El testimonio de Jorge Godoy, como parte de los procesos judiciales contra Caro Quintero y otros criminales, en Estados Unidos es bastante detallado sobre una reunión a la que presuntamente asistieron líderes del crimen, autoridades federales y del Ejército.

Godoy reconoce que era un criminal que trabajaba para Ernesto Fonseca, ‘Don Neto’, líder el Cártel de Guadalajara. Este hombre se convirtió en testigo protegido de la DEA, compareció ante tribunales y fue sometido a interrogatorio por fiscales y abogados defensores de personas procesadas por el secuestro y homicidio de Enrique Camarena, agente de la DEA asesinado en México.

En interrogatorio del 8 de diciembre de 1992, en un tribunal de Los Angeles, California, habló a profundidad sobre lo que podía aportar para esclarecer este crimen, pero también testificó sobre la reunión de 1984 entre criminales, militares y altas autoridades civiles, como Manuel Bartlett, secretario de Gobernación, y el gobernador de Jalisco, Enrique Álvarez del Castillo.

La Reunión: según el testigo
Jorge Godoy asistió a la reunión como parte del cuerpo de seguridad de Ernesto Fonseca; según su testimonio, el encuentro se realizó en septiembre u octubre de 1984; en el grupo de criminales iban personas como Samuel Ramírez, Javier Barba; Eliseo Vásquez; Antonio Vásquez; entre otros.

Fuera del hotel se encontraron con Jorge Gama, teniente del Ejército.

Posteriormente llegó Félix Gallardo y el grupo entró a habitaciones del hotel que estaban preparadas para la reunión.

El testigo dice que después llegó Rafael Caro Quintero, acompañado de Paco Tejeda, Juan José Contreras, Miguel Juárez y Manuel Salcido, conocido como “El Cochiloco”.

También identificó a un grupo de militares que asistieron a la reunión: el general Juan Arévalo Gardoqui (secretario de la Defensa); Santoyo Feria (Jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional ), el ya mencionado Jorge Gama y otros que no menciona por nombre.

Otro personaje en la reunión fue Miguel Aldana, entonces, jefe de la Interpol.

El último grupo que llegó a la reunión estaba compuesto por funcionarios públicos de alto nivel: Enrique Álvarez del Castillo, gobernador de Jalisco, Manuel Bartlett, secretario de Gobernación, y Sergio Espino Verdin, agente de la DFS(involucrado directamente en la tortura a Kiki Camarena).

Hay que mencionar que Durante el interrogatorio se le presentaron fotos al testigo para identificar a personas que él mismo mencionó. Una de estas fotos fue la de Manuel Bartlett.

El tema de la conversación fue la DEA y el trabajo de Camarena:

Los narcotraficantes comenzaron a discutir y a preguntar (Ernesto Fonseca-Carrillo y Rafael Caro), a Miguel Aldana qué pasaba con el agente de la D.E.A (Kiki Camarena), por qué estaban perdiendo tantos campos, y no estaban respetando todo ese dinero que les estaban dando.

Le dijeron a Aldana: “¿Ya hablaste con la persona de la D.E.A.?” 

Y Aldana respondió que había ido a hablar con él, pero que él no quería aceptar el trato. No quería ningún trato con los narcotraficantes. 

Y luego Rubén Zuno-Arce dijo que si el agente de la D.E.A no quería tomar dinero o no quería ningún trato entonces era hora de dejarlo… Eso sería secuestrarlo y matarlo.

El testigo dijo que Bartlett pidió un arreglo para evitar afectaciones políticas:

El señor Manuel Bartlett-Diaz, les decía a los narcotraficantes que había que hacer una solución, encontrarla muy pronto, porque iba a verse afectado políticamente…

…Dijo que la solución tendría que ser rápida porque si el caso salí a la luz se iba a descubrir que estaba firmando las credenciales de Gobernación (DFS) que portaban los narcotraficantes. Y que si esto salía a la luz, iba a afectar su candidatura al gobierno de México.

RELATED ARTICLES

Recientes

Recent Comments

A %d blogueros les gusta esto: