Agentes de la DEA en México no podrían hacer algo a espaldas de nosotros: AMLO

0
57

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aseguró este miércoles que confía en los agentes de la Administración para el Control de Drogas (DEA) de Estados Unidos que están en el país y dijo que respetan la soberanía mexicana.

Si me preguntas si confiamos diría que sí, en que no van a cometerse actos ilegales, ilícitos que afecten nuestra soberanía”, precisó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina.

López Obrador respondió esto luego de que el martes el periódico Milenio publicara una nota en la que denuncia el supuesto fracaso de las acciones de la DEA para evitar que el narcotráfico mexicano siga reclutando a agentes mexicanos.

No tenemos información de que estén haciendo actividades sin informar al Gobierno de México”, aseveró.

Refirió que cambiaron las leyes en México para regular la presencia de agentes extranjeros en el país. “Ahí está claro cuántos pueden estar, no se permite que estén con armas, hay un número, tienen que avisar sobre sus actividades”, zanjó.

Y recordó que con el marco normativo anterior no se respetaban estas condiciones, por lo que ahora la relación entre Estados Unidos y México es a partir de la responsabilidad y del respeto mutuo.

Aseguró que por ello ahora los agentes de la DEA “no podrían hacer algo a espaldas de nosotros”.

Asimismo, indicó que el embajador de Estados Unidos en México, Ken Salazar, ha sido un gran conducto para estrechar los lazos con el país vecino y destacó su origen mexicano.

En 2020, la Cámara de Diputados aprobó la reforma de la Ley de Seguridad Nacional que retiraba la inmunidad de los agentes extranjeros en el país.

La iniciativa obliga a los agentes de otros países a compartir su información con las autoridades mexicanas, les prohíbe arrestar a personas, les exige una autorización para llevar armas, establece que no tienen inmunidad judicial y amenaza con la expulsión de las agencias si quebrantan la ley.

El episodio más polémico de la presencia de la DEA en México fue la Operación Leyenda de 1985, cuando los agentes estadounidenses capturaron por su cuenta a varios narcotraficantes como respuesta al asesinato de su compañero Enrique Camarena.

En el marco de esta operación, la DEA arrestó al médico Humberto Álvarez Machín, acusado de participar en el asesinato de Camarena, y lo trasladó en secreto a El Paso (Texas) vulnerando las leyes de extradición.

DEA en México niega cualquier responsabilidad en Masacre de Allende en Coahuila

La DEA descarta que sus agentes hayan filtrado datos que provocaron la masacre de 300 personas en 2011

Aunque sus Unidades de Investigaciones Sensibles (SIU) estuvieron penetradas por el crimen organizado al más alto nivel y su líder entre 2008 y 2016, Iván Reyes Arzate, trabajaba como informante de los cárteles de Sinaloa y los Beltrán Leyva, la DEA en México niega cualquier responsabilidad en “incidentes” como la masacre de Allende.

Lee también: Excomandante Reyes Arzate acusado de narcotráfico, ligado a Garcia Luna y nexos con los Beltrán Leyva

La DEA (Administración de Control de Drogas por sus siglas en inglés) en México negó cualquier responsabilidad en los ‘incidentes’ de la llamada masacre de Allende en Coahuila, a pesar del hecho de que sus Unidades de Investigaciones Sensibles (SIU) estuvieron penetradas por el crimen organizado al más alto nivel y su líder entre 2008 y 2016.

La agencia sostuvo que “no hay evidencia” que pruebe que desde el interior de las SIU se filtró la información que llevó a la muerte de cientos de personas en Allende, Coahuila, por parte de sicarios entre el 18 y el 20 de marzo de 2011, publicó el diario Milenio.

Según la DEA, ‘no hubo ninguna evidencia que conecte a la unidad SIU de México y a la oficina de la DEA en el país con los hechos’.

Las respuestas de los agentes entrevistados y las observaciones de los auditores arrojan una nueva luz sobre cómo respondió la agencia antidrogas de EU en 2010 y 2011 e incluso dan cuenta de que también hubo errores en el manejo de la crisis.

Lee también: TOPON EN VILLA DE UNIÓN COAHUILA SUMA YA 20 MUERTOS ENTRE ELLOS 4 POLICÍAS

La agencia estadunidense admitió que no investigó a fondo el hecho ya que no tiene la autoridad legal para conducir investigaciones criminales en territorio mexicano.

“La DEA enfatizó que no tiene la autoridad legal para conducir investigaciones criminales o administrativas de personal extranjero en territorio extranjero”, argumentó.

La agencia concluyó que “no existe evidencia de que la oficina de la DEA haya notificado a Washington del incidente de Allende”.

La masacre tuvo lugar entre los días 18 y 20 de marzo 2011 en el municipio de Allende, Coahuila. Aquel día, sicarios a bordo de camionetas irrumpieron en el municipio para arrasarlo como castigo por una traición que llevó a la DEA a acercarse a algunos de sus líderes. Destruyeron viviendas y un número indeterminado de personas (entre 45 y 300, según versiones) fue desaparecido.

Las víctimas vinculan estos hechos con el penal de Piedras Negras, convertido en centro de exterminio a cargo de Los Zetas. Actualmente faltan 7 órdenes de aprehensión por ejecutar y ya han sido condenados algunos responsables. Sin embargo, la investigación por las responsabilidades políticas queda pendiente. La FGR se comprometió con las familias pero, a día de hoy, sigue sin iniciar pesquisas.

Con información de EFE, Lopez Doriga, Vanguardia