Los Reyes del Huachicol en México

0
191

Monterrey. NL.- Los días están contados para la mafia del huachicol en México. Durante años, la familia Cadena quien liderear esta mafia de delincuentes, operó con impunidad y la complicidad de muchas autoridades, situación que está por terminar.

Los responsables de esta red delincuencial son César Humberto Cadena Cadena, conocido en Pemex como «El Patrón», y su hijo César Humberto Cadena Canales, dueños de Energex, quienes han sido punta de lanza en esta actividad ilícita desde hace más de 20 años.

Esta historia criminal se afianzó cuando El Patrón, con el apoyo de su compadre Romero Deschamps, retiraba de Pemex hasta varias pipas con una misma factura, cada una de esas pipas cargada con un volumen mayor al facturado, es decir, reciben combustible de procedencia ilícita.

Todo el producto decomisado en México va a parar a los tanques de este individuo gracias a sus fuertes influencias y amistades corruptas. Lo decomisado es comercializado y justificado mediante su planta de biodiésel, inaugurada a bombo y platillo por la titular de la Secretaría de Energía del Gobierno de Felipe Calderón, Georgina Yamilet Kessel Martínez, en julio de 2005.

El negocio ilegal de esta familia lleva años recorriendo el largo y ancho del país protegido por policías corruptos y amparado por membretes que han comprado para aparecer como líderes del sector.

Con la complicidad de su principal operador Ocampo Rafael Varela Ortiz omitieron por años el pago del impuesto IEPS y confabularon con distribuidores altos precios del combustible quienes bajo amenazas les ayudaron a crecer su imperio criminal.

Juntos lograron consolidar estas malas prácticas hasta que entraron nuevos competidores, momento en que empezaron con las prácticas que se les imputan: importar diésel y cruzarlo por la frontera como aceites variados para no pagar los impuestos correspondientes. Han llegado a tal descaro que, como evaden impuestos y roban, les ofrecen un mejor precio a sus clientes y lo facturan sin pena.

De acuerdo con versiones de medios independientes, hace no más de un año, estos individuos compraron una empresa americana de venta de combustible, Marshall Distributing, por 100 millones de pesos, lo que para ellos es nada. La intención de la compra fue para poder lavar el dinero resultante de las mezclas huachicoleras que fabrican, venden e importan a sus clientes. César Cadena hijo ha organizado foros para denunciar tales prácticas, queriendo curarse en salud; sin embargo, a él y a sus empresas se les ha expuesto en varias ocasiones.

Es solo que el poder de la familia Cadena desaparece cualquier mala publicidad al instante, dado que se mueven a niveles inimaginables. Están dispuestos a todo con tal de no tener competencia. Tienen fama de atacar e intimidar sin dolo alguno a cualquier competidor u obstáculo que afecte su negocio.

La mafia del poder de esta familia tiene compradas a las autoridades y piensan que a ellos no los van a investigar, dado que invierten millones en financiar campañas políticas para seguir tejiendo su red. A pesar de lo anterior, gracias a las políticas del presidente Andrés Manuel López Obrador, el negocio se les está complicando. Se espera que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), dirigida por Santiago Nieto, dé el golpe final más grande en la historia al líder del huachicol en México.