Los Zetas Secuestran Familia Texana en los Limites de Nuevo León y Tamaulipas

0
263

Sicarios de uno de los cárteles de la droga más violentos de México han secuestrado a tres miembros de una familia Texana que viajaban por un estado fronterizo hacia los Estados Unidos. El secuestro tuvo lugar en una zona controlada por una facción de Los Zetas.

Se cree que el secuestro tuvo lugar hace siete días cuando Gladys Cristina Pérez Sánchez, de 39 años, viajaba con su hijo Juan Carlos Gonzales de 16 años y su hija Cristina Durán de 9 años. Las víctimas habían estado conduciendo a Laredo, Texas desde la ciudad de Sabinas Hidalgo en el estado fronterizo de Nuevo León.

Los familiares alertaron a las autoridades cuando sus seres queridos no llegaron a la hora designada y sus teléfonos celulares irían directamente al buzón de voz. Poco después del secuestro, las autoridades del estado de Nuevo León emitieron una serie de alertas pidiendo información sobre las víctimas desaparecidas.

Según información compartida por familiares con Breitbart Texas, las víctimas habían estado viajando a Sabinas Hidalgo cada dos o cuatro semanas para visitar a un familiar enfermo. Israel Garza, un familiar de los viajeros desaparecidos, le dijo a Breitbart Texas que varios de sus conocidos ya han sido detenidos por pistoleros del cartel a lo largo de la carretera que conecta Nuevo Laredo, Tamaulipas con Monterrey, Nuevo León, particularmente entre los kilómetros 16 y 28.

En los últimos meses, Nuevo Laredo ha visto una serie de secuestros en las carreteras con conductores inocentes como las principales víctimas. Se desconoce el número real de personas desaparecidas a lo largo de esas carreteras.

El lugar donde ocurrió el secuestro está controlado por la facción Cartel Del Noreste de Los Zetas, una organización criminal que no solo se ha hecho de fama por sus actos de extrema violencia, sino también por tener el control absoluto sobre la ciudad de Nuevo Laredo y áreas circundantes. El gobierno federal de México no ha podido recuperar el control de la región, mientras que Sicarios de CDN-Los Zetas patrullan la ciudad de forma rutinaria en vehículos blindados y con total impunidad.