Imparable violencia en Guanajuato; asesinan a dos policías

Derivado de la detención de unos peligrosos sicarios pertenecientes al CJNG; se comenzó a filtrar información de los asistentes al operativo por lo que a últimas horas han sido ultimados dos policías en activo, uno de ellos una mujer.

0
396

Celaya.- Autoridades federales ha omitido incursionar en el estado por la rebatiña política con el actual gobernador Diego Sinhue quien hasta el momento se ha visto rebasado por la indolencia de las autoridades federales de la semar, sedena y guardia nacional, quienes arbitrariamente descobijan a la población quienes están a merced de la delincuencia y de los delitos federales.

Derivado de la detención de unos peligrosos sicarios pertenecientes al CJNG; se comenzó a filtrar información de los asistentes al operativo por lo que a últimas horas han sido ultimados dos policías en activo, uno de ellos una mujer.

La tarde de ayer esta Fiscalía tomó conocimiento de la existencia de una persona del sexo masculino de 35 años de edad, fallecido por disparos de arma de fuego en la Calle Mediterráneo en la colonia Santa María del Granjero. En el lugar peritos criminalistas procesaron la escena y recabaron diversos indicios Jose de Jesús Franco quien estaba en su día de descanso.

En otro hecho similar, se reportó el secuestro en las calles del centro de Irapuato y horas más tarde fue encontrada baleada en un paraje sobre la carretera a Salamanca; ella era elemento de la FSPE.

El reporte policial de la zona informó que en la zona de San Vicente de Flores de este municipio. Se encuentra una persona del sexo femenino sin vida, quien presenta lesiones por proyectil de arma de fuego. Al arribar al lugar, en una zona despoblada, debajo del puente «Kerry» se observa el cuerpo de una mujer, a quien se le aprecia sangre en rostro, en torno a ella se observan casquillos de arma larga.

La zona es enteramente controlada por el líder del Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL), quienes mantienen una cruenta lucha con Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), azotando a la población en general y ahora a las autoridades, como sucediera en Guerrero, Veracruz y Tamaulipas en 2010.