Cafre mata a embarazada en Reynosa

Imprudencia al conducir a exceso de velocidad provocó un accidente en que una joven mujer muere y también el hijo que esperaba

Una adolescente de sólo 16 años y el producto que llevaba en sus entrañas con poco más de 8 meses de gestación dejaron de existir ayer a causa de las lesiones que le ocasionaron en un trágico accidente provocado por el conductor de una camioneta Ford F-150, modelo 2005.

El choque que se registró en los primeros minutos del domingo fue derivado por la velocidad, la falta de precaución y la supuesta ingesta de bebidas embriagantes.

Fue en el cruce de Herón Ramírez y Mérida, cuando Marcos Alán N, de 22 años perdió el control del volante de su vehículo, para impactarse con Sentra Nissan 2018 y una camioneta GMC 2010 para finalmente llevarse de encuentro un carrito de hotdog donde se encontraba Ana Karla,de 16 años y su progenitor Francisco Javier Ramírez Alamaguer, quienes resultaron gravemente lesionados.

Ambos heridos fueron trasladados, la joven al Hospital General y su padre al IMSS, pero ella y su bebé que estaba por nacer, perdieron la vida 6 horas después a causa de las lesiones, cuando estaban siendo atendidos en el Hospital General.

En el lugar de los hechos Marcos Alán fue detenido por agentes viales, quienes lo pusieron a disposición de la UGI-1 como conductor de la camioneta Ford F-150.

Ayer, tras el aviso del fallecimiento de la joven embarazada, agentes investigadores y peritos de la PGJE, acudieron al Hospital para iniciar la carpeta por delito de homicidio culposo, en tanto que el conductor que aparece como principal sospechoso del homicidio, las lesiones y los cuantiosos daños que se ocasionaron, permanecía a disposición de la UGI-1 donde se lleva a cabo la investigación.

POR HOTDOG PIERDEN LA VIDA

“Ya íbamos  para la casa. Solo que a uno de mis pequeños hijos se le antojó un hotdog y me detuve para comprárselo”, dijo con la voz entrecortada, Francisco Javier Ramírez Almaguer. “Traté de salvarla, quise protegerla con mi cuerpo, pero todo paso de repente y no pude atenuar el golpe del vehículo que nos arrolló”, expresó con tristeza.

Nunca pudo imaginarse que en cuestión de segundos todo cambiaría al interior de su familia. Hasta poco antes de la media noche del sábado, él, su esposa e hijos esperaban con ansias al nieto que su hija Ana Karla estaba por dar a luz. Le faltaban casi 2 semanas para el alumbramiento.

 

Fuente: La Tarde de Reynosa
Anuncios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: Contenido Protegido !