EL ASESINO DEL PORSCHE; MIRREY DE PUEBLA QUE SIGUE PRÓFUGO

Tras jugar ‘carreritas’ en su Porsche, valuado en un millón y medio de pesos, en completo estado de ebriedad el llamado mirrey terminó con la vida de una persona

En agosto de 2016 un accidente, provocado por el exceso de velocidad y el alcohol, conmocionó a la sociedad poblana pues en él una persona perdió la vida y el responsable, quien manejaba un Porsche, aunque fue detenido y presentado al Ministerio Público, logró darse a la fuga.

La indignación fue generalizada pues, en aquel entonces, se ventiló que el conductor del automóvil de lujo, llamado Jorge García Díaz, hijo de un empresario poblano, se había dado a la fuga con la complicidad de autoridades y el copiloto con el que viajaba quien “se echó la culpa de lo acontecido”.

Tres años después nada se sabe de García Díaz, a quien en redes sociales bautizaron como el mirrey del Porsche y, quien, según los últimos datos, se encuentra en el extranjero mientras su primo Alexis Hernández, el copiloto, enfrenta a la justicia.

LOS HECHOS

Era la noche del 15 de agosto cuando Jorge y su primo Alexis salieron de un bar ubicado en Huexotitla, Puebla, en completo estado de ebriedad y con ganas de echar carreritas en el automóvil en el que viajaban, un Porsche Boxter valuado en un millón y medio de pesos.

Cuando los llamados mirreyes circulaban sobre la avenida 5 de mayo comenzaron a “provocar” a los pocos automovilistas que circulaban a esa hora para “echar arrancones”. En su loca carrera no se percataron que un automóvil modelo Jetta circulaba delante de ellos a baja velocidad. La tragedia se hizo presente.

El Porsche impactó por detrás al Jetta a más de 100 kilómetros por hora, el copiloto del automóvil siniestrado no viajaba con el cinturón de seguridad puesto y salió disparado por el parabrisas para caer, ya muerto, en el pavimento.

Cuando policías llegaron detuvieron a los dos jóvenes del Porsche, dejando poco después a Jorge en libertad pues Alexis dijo haber sido quien manejaba el automóvil, aunque todo indicaba lo contrario. Una vez puesto en libertad, el hijo del empresario se dio a la fuga sin que hasta la fecha se conozca su paradero.

El joven que perdió la vida fue identificado como José Amado y su familia fue quien denunció que en realidad quien manejaba el Porsche era Jorge a quien no le otorgaron el perdón, aunque les ofrecieron una fuerte cantidad de dinero.

Tras las investigaciones correspondientes y al no poder determinar quién manejaba el automóvil de lujo, un juez decidió poner a disposición de la Fiscalía Estatal a los policías que llegaron al lugar del accidente para que rindieran declaración de lo observado, sin embargo, poco se pudo dilucidar.

¿QUIÉN ES PAPÁ?

De acuerdo a información del periódico Central, quien siguió de cerca el caso, el padre del mirrey del Porsche es Jorge García Torres, “El Puma”, un empresario que en 2016, tiempo en el que José Antonio González Anaya era director de Pemex, ostentaba dos permisos de distribución de combustible de la paraestatal en el llamado Triángulo Rojo, la principal zona de huachicoleo en Puebla.

En ese entonces, el padre del junior tenía registrados ante las autoridades dos permisos para transportar por diversos medios combustible de los ductos de Petróleos Mexicanos en la zona de Amozoc, Acajete y Tepeaca, lugares considerados como “rojos”, por el robo de gasolina.

Según Central, la dirección de la empresa de “El Puma” coincide plenamente con la del registro vehicular en el que está inscrito el Porsche Boxster en el que viajaban los mirreyes que terminaron con la vida de un inocente.

El hombre, quien gustaba de comprar automóviles de lujo, tenía un mes de haber adquirido el Porsche que terminó destrozado.

Fuente: Reporte Indigo

error
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error

Siguenos

error: Contenido Protegido !!