La Historia de doña “Leonor” de cómo dio con su hijo tras explosión del ducto de pemex en Tlahuelilpan Hidalgo “estaba desnudo y quemado”

La Historia de doña “Leonor” de cómo dio con su hijo tras explosión del ducto de pemex en Tlahuelilpan Hidalgo “estaba desnudo y quemado”

El viernes pasado una de las peores tragedias de lo que va del año sacudió a todo el país e hizo un reclamo a la sensibilidad ante el dolor del otro, ya que un ducto de Pemex que estaba siendo asaltado por algunos pobladores de Tlahuelilpan, Hidalgo, explotó y provocó decenas de muertos y heridos.

Se trata de un evento lamentable, que tomó por sorpresa a muchas personas en su mayoría en situación de pobreza, y el dolor que embarga a los familiares es devastador, un ejemplo de ello son las palabras que dirige a los medios Leonor Gudiño, madre de Josué Neria Gudiño, uno de los lesionados luego de la explosión.

El joven de 24 años de edad, es mecánico y trabaja con su papá en el taller, pero a veces la situación es dura pues no hay tanto trabajo, y debido a eso la familia no cuenta con muchos recursos. Al respecto Leonor refiere:

Es duro ver a nuestros hijos como están, los vimos todos quemados”.

Asimismo, refiere que la tarde del viernes un amigo le llamó a Josué para comentarle lo que ocurría en el ducto, y él decidió ir. Según relata Leonor, algunas personas, presuntos soldados, les decían a los pobladores que fueran a tomar gasolina que la estaban regalando:

No sé por qué fue la diligencia de los soldados, por qué les decían que entraran a sacar la gasolina si sabían el peligro que corrían. Ellos les dijeron que estaban regalando la gasolina y que fueran”.

Sin embargo, la noche cayó y su hijo no regresaba de aquel sitio, por lo que mandó a una de sus hermanas a buscarlo, pero al llegar al lugar la hija refirió el espectáculo trágico que se desarrollaba ante sus ojos: estaba ardiendo todo.

Afortunadamente, lograron encontrar a su hijo, tras enterarse de lo que acontecía asistió al lugar y vio a su hijo con quemaduras en cabeza, rostro y manos, estaba desnudo; había intentando apagar el fuego rodando en el pasto y se había salvado aunque no sin heridas.

La señora Leonor confiesa que tiene esperanza en que su hijo se va a recuperar:

Confiamos en Dios y yo creo que a nuestros hijos los estamos poniendo en sus manos, porque no hay nadie más que pueda restaurar sus vidas”.

A pesar de que Josué está grave, su mamá no pierde la fe; se encuentra en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Lomas Verdes del IMSS, en donde hasta el momento no les han permitido ingresar a verlo porque lo están atendiendo.

Finalmente, doña Leonor le pide al Gobierno que no cese su apoyo con toda la situación:

Lo que nosotros le pedimos al presidente (Andrés Manuel) López Obrador es que nos apoye, porque supuestamente decían que solamente eran 50 y tantos muertos, pero no, porque están calcinados en las milpas, niños y hasta señoras que llevaban a sus bebés”.

Para ella, la tragedia se pudo haber evitado si las medidas de seguridad hubieran sido más adecuadas:

Si los soldados hubieran puesto una valla para que la gente no se acercara se habría evitado, pero según lo que dicen, los soldados estaban diciendo: ´entren a sacar la gasolina´, eso fue un error de ellos, por eso hubo muchas muertes”.

Con información de La Silla Rota, Proceso y La Neta Noticias.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial

Siguenos

error: Contenido Protegido !!