Empresario es enterrado en Acapulco luego de ser asesinado en su casa

CHILPANCINGO, Gro.- Entre aplausos y expresiones de indignación, esta tarde fue despedido el cuerpo del empresario y filántropo, César Zambrano Pérez, quien fue asesinado a tiros hace dos días en Acapulco.

Este asesinato se registra en el contexto de más de seis mil homicidios dolosos durante la administración del gobernador priísta Héctor Astudillo Flores que se ha caracterizado por la ola de impunidad y violencia que no cesa y tiene colapsada la entidad y el principal destino turístico de Guerrero.

Al respecto, el presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walther condenó el asesinato de Zambrano Pérez, propietario de las librerías El Partenón en el puerto de Acapulco.

Mediante su cuenta oficial de Twiter, De Hoyos Walter expresó: “Condeno enérgicamente el homicidio del reconocido empresario César Zambrano Pérez, quien fuera Consejero de @CoparmexAcaOf. En nombre de la familia @Coparmex dejo testimonio de su promoción del Estado de Derecho, el altruismo y la cultura. Nuestra solidaridad con su familia”.

La noche del pasado viernes 26, Zambrano Pérez fue asesinado en la colonia El Mirador cuando llegaba a su domicilio.

Las autoridades ministeriales se apresuraron a decir que el móvil principal del crimen fue “el robo de la camioneta” del empresario porteño.

La sociedad porteña volvió a expresar públicamente su indignación ante la ola de crímenes que no cesan y que han convertido al puerto de Acapulco en una de las ciudades más peligrosas e inseguras en el país.

Apenas, esta semana fue asesinado a balazos Gabriel Soriano, periodista cultural y jefe del departamento de Audio del sistema de Radio y Televisión de Guerrero (RTG), cuando regresaba a su casa después de cubrir un evento del mandatario estatal como parte del tercer año de la administración.

También, recientemente fueron asesinadas en Acapulco, al menos tres mujeres, entre ellas la doctora Reyna Valenzo y la profesora Itzel Radilla.

Además, se mantiene una alerta Amber por la desaparición de más de cinco jovencitas en diversos lugares del puerto.

Incluso, la grave situación de inseguridad en Acapulco provocó la suspensión de clases en facultades de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), luego de que cinco jovencitas fueron víctimas de un intento de secuestro.

Por su parte, la Fiscalía estatal mantiene un rezago de más de 45 mil expedientes generados a partir de la denuncia de víctimas de delitos graves y la seguridad pública en Acapulco, sigue en manos del gobierno estatal tras el desarme de la policía municipal y la detención de dos mandos acusados de homicidio y presuntos nexos con la delincuencia.

Fuente: Proceso

error
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error

Siguenos

error: Contenido Protegido !!